Dejar de fumar por hipnosis

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es un estado natural de la mente que se usa para sanar el estado emocional, mental, físico y espiritual.

¿Por quién estamos avalados?

Estamos titulados y avalados por la Escuela Oficial de Hipnosis y la Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica.

¿Cómo son las sesiones para dejar de fumar mediante este método?

Se realiza mediante dos sesiones como mínimo: en la primera sesión se realiza la terapia de “sanación por medio del pasado”, para conocer el origen y la causa emocional que hace la necesidad de fumar y para después sanar este desequilibrio.

Y en la segunda sesión se realiza una hipnosis para dejar de fumar, donde se aplica la hipnosis para quitar de la mente el vicio de fumar.

Suele ser normal en bastante gente, el hecho de que existan varias causas que originan el fumar, por lo que sería necesario aplicar más tratamientos por medio de la “sanación por medio del pasado”, con refuerzo de pequeñas hipnosis en la misma sesión, para ir conociendo y equilibrando las distintas causas que originan esta forma de comer compulsivamente.

¿En qué consiste la sesión para dejar de fumar por la sanación por medio del pasado?

En una sesión te podrás tumbar sobre una camilla y mediante una relajación, entenderás tanto el origen, como la causa del por qué fumas. Seguidamente se puede sanar este desequilibro.

¿En qué consiste la sesión para dejar de fumar por hipnosis?

En una sesión te podrás sentar y en un ambiente relajado, te aplicarán una hipnosis para poder dejar de fumar,  sanando este desequilibrio.

¿El paciente pierde el control de sí mismo y deja de estar consciente en algún momento?

No, tanto en la hipnosis aplicada como en la sanación por medio del pasado, corresponden a un estado en el que el paciente está siempre consciente, en ningún momento pierde la voluntad,  tiene control de sí mismo todo el tiempo, hasta tal punto que en cualquier momento el paciente, puede abandonar este estado si lo desea.

El paciente nunca realizará algo que no quiera hacer porque está consciente en todo momento.

¿Qué ocurre si se despierta alguien que está hipnotizado o de la sanación por medio del pasado?

No pasa absolutamente nada, simplemente es como despertar de un sueño.

¿Qué peligros tiene la hipnosis y la sanación por medio del pasado??

La hipnosis aplicada no tiene ningún peligro. En primer lugar porque el paciente está siempre consciente en todo momento y él decide hacer o no lo que se le dice, y en segundo lugar porque el subconsciente no puede actuar nunca en contra de la persona, el subconsciente siempre funciona de forma beneficiosa para uno mismo.

De todas formas no se recomienda a quienes padezcan esquizofrenia o trastorno bipolar.

¿Desde cuando se aplica la hipnosis?

En el Antiguo Egipto ya se utilizaban procedimientos muy parecidos a la hipnosis en los famosos Templos del Sueño.

La hipnosis, la capacidad de entrar en trance, es una propiedad natural que el hombre lleva usando desde el mismo origen del hombre. Es una capacidad que realizamos sin darnos cuenta todos los días.

En el siglo XVIII, Franz Anton Mesmer, (1734-1815), doctorado en Medicina y Filosofía, realiza un primer estudio y más tarde fueron sus propios discípulos quienes explicarían el fenómeno de la hipnosis como un estado de sugestión.

Más tarde, James Braid (1795-1860), cirujano escocés, determinaría finalmente como  hipnosis a esta técnica de curación.

¿Quién empezó a aplicar este tipo de sanaciones por medio del pasado?

El máximo representante de esta terapia y mundialmente conocido es el Dr. Brian Weiss, médico psiquiatra estaudinense, nacido en 1944. Actualmente, Brian Weiss es el máximo divulgador de esta terapia, el cual pasó de las terapias clásicas psiquiatras a esta terapia, al comprobar la  gran eficacia en sus  resultados.

Brian Weiss ha tratado a innumerables personas por todo el mundo y muchas de ellas  son personalidades mundialmente famosas, tal y como nos cuenta en sus libros.

¿Por qué la gente tiene miedo de la hipnosis y de este tipo terapias?

Es debido a que socialmente suele existir una imagen totalmente distorsionada y falsa  de la hipnosis.

El paciente jamás pierde su conciencia, ni su voluntad, ni el control de sí mismo: nadie puede obligarle a nada, ya que el hipnotizado está siempre consciente de todo lo que sucede y no hará nada que no quiera hacer.

La hipnosis no es nada peligrosa, al contrario, es segura, muy agradable, es una experiencia muy enriquecedora y sobre todo sanadora.

Ir a Inicio